BG 8254
  • Martín recuerda que la norma desarrolla un modelo de servicio que reclamaba el 90% de los taxistas de la Comunitat

 

  • La diputada destaca que se corrigen graves problemas como la acumulación de licencias, su creación injustificada, de forma discriminatoria y se apuesta por erradicar el arrendamiento ilegal de licencias

“La Ley del Taxi responde a la exigencia del propio sector de establecer un marco jurídico propio que reconozca la aportación que supone esta actividad a la economía valenciana así como su carácter de servicio público”. De esta manera la diputada socialista y portavoz de Transporte en Les Corts, Sandra Martín, ha señalado que con la aprobación de esta Ley, que se votará el próximo jueves en el parlamento valenciano, se consolida y regula un modelo de prestación de servicio que hasta el momento estaba regulado de forma parcial en la Ley 6/2011 de Movilidad de la Comunitat Valenciana y que era necesario resolver.

 

Así la diputada socialista ha insistido en que se trata de una norma que responde a la petición del propio sector y desarrolla el modelo de servicio que reclamaba más del 90% de los taxistas de la Comunitat. Para Martín se trata de una norma que apuesta por el profesional autónomo ya que es el mayoritario en el sector y posibilita una mayor capacidad de ajuste de la oferta y la demanda.

 

Además, según ha destacado, corrige errores de la anterior Ley poniendo orden en el sector y otorgando las competencias en esta materia a los municipios de menos de 20.000 habitantes que no se encuentren incluidos en un Área de Prestación Conjunta (APC). Pero además también aborda la problemática de la acumulación de licencias en manos de un único titular limitando su creación injustificada de forma indiscriminada. En esta línea, tal y como ha explicado, “se apuesta firmemente por erradicar la explotación laboral y el arrendamiento ilegal de licencia de taxi que hasta el momento existía y se establecen medidas para evitar autorizaciones inactivas o en situación irregular mediante la creación de la figura de la activación de la autorización”.

 

“En un momento tan sensible para el sector es más necesario que nunca dotar al mismo de una ley propia que lo proteja frente a otros nuevos fenómenos de transporte de  vehículos privados que amenazan el sector”, ha señalado Sandra Martín.

 

Asimismo ha explicado que por primera vez en una norma de rango de ley se enumeran de manera detallada los derechos y deberes de los usuarios así como las obligaciones de los profesionales del taxi, “de forma que se regula y protege de forma mucho más eficiente el servicio pensando tanto en los usuarios como en los profesionales”.

 

Otra de las medidas recogidas en la Ley es que se cumpla el objetivo del 5% de vehículos adaptados para personas con movilidad reducida o la creación de los Centros de Distribución de Servicio de Taxi a través de sociedades mercantiles o cooperativas de servicios. “De esta forma se consigue agrupar a los titulares de licencias para que puedan trabajar de forma conjunta con el objetivo de mejorar la prestación del servicio”, ha explicado.

 

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE